• Home
  • /Bomberos
  • /Implementación de protocolos por incendios forestales

Implementación de protocolos por incendios forestales

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá y la Universidad Pontificia Bolivariana diseñaron un Protocolo de Evaluación por Impacto Ambiental por Incendios Forestales como herramienta a utilizar desde los cuerpos de bomberos con el apoyo de los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo – CMGRD el cual permite la medición del impacto por afectación de bienes ambientales existentes, la adecuada consecución de estos datos, ampliando la información para los tomadores de decisiones sobre las afectaciones generadas por los incendios forestales en su territorio. Dicho protocolo fue adoptado por resolución metropolitana número 1512 de 2014​.

Adicional a esto, recientemente se diseñaron dos protocolos más, los cuales permitirán determinar las acciones necesarias para la recuperación y/o restauración de la zona afectada por incendios forestales con mayor criticidad ambiental y la aproximación económica al costo ecológico y de extinción de un incendio forestal enriqueciendo cada vez más la información relacionada con Incendios forestales que podrá ser utilizada en cada municipio.

Los profesionales han aplicado estos protocolos en incendios forestales como el del cerro El Quitasol en el municipio de Bello; en principio se aplica el protocolo de evaluación de impacto ambiental EIA, acto seguido a los resultados, se aplica el protocolo de valoración económica y el protocolo de restauración ambiental

Una vez inicio el incendio y se obtuvo información por parte del cuerpo de bomberos voluntarios de Bello, profesionales de la entidad se desplazaron al sitio e iniciaron acciones de apoyo al municipio; realizando recorrido del área afectada y tomando datos necesarios para determinar el impacto ambiental ocasionado por la conflagración.

En la aplicación del protocolo de evaluación de impacto ambiental se incluye el análisis de aspectos como: el suelo, el aire, la temperatura, la vegetación, la flora y fauna silvestre y aspectos relacionados con salud pública entre otros.  Luego de cuantificar los aspectos relacionados y la aplicación en la ecuación de análisis, se pudo determinar que el resultado del impacto ambiental fue SEVERO.

   

Acompañamiento técnico y táctico en el inicio de operaciones para la extinción del incendio Forestal el día 9 de febrero de 2017

Traslado de cuadrillas de trabajo a los diferentes frentes de extinción del incendio forestal del cerro el quitasol

Monitoreo con drones de zonas afectadas por el incendio forestal del Cerro Quitasol

  

Acompañamiento a las cuadrillas con el objetivo de proporcionar apoyo en comunicaciones geo referenciación de los puntos de afectación y toma de condiciones climáticas.

Una vez activado el protocolo de restauración ambiental, se procedió a aplicar el protocolo de restauración ambiental de zonas afectadas por incendios forestales, iniciando con el establecimiento de unas áreas a evaluar denominadas “parcelas” que permiten realizar monitoreo de las condiciones de recuperación natural del cerro el quitasol, comparándolo con una “parcela testigo” en un área no afectada por el incendio, para evaluar su comportamiento y evolución de ambos suelos.

Estas parcelas se instalan en un área cinco metros cuadrados confinados con cuatro estacas y una cinta de balizaje, allí se miden parámetros como afectación al suelo, porcentaje del suelo con cobertura vegetal y presencia de macro invertebrados edáficos.  El propósito de las parcelas es establecer un método trazable que permita realizar un seguimiento en el tiempo a la recuperación del territorio (capacidad de resiliencia del ecosistema). Instalación de parcelas de monitoreo en la parte superior.

En una primera evaluación, el aspecto más relevante fue la fuerte afectación del incendio forestal a la capacidad de infiltración del suelo, obteniéndose que en el área quemada se demoró casi 50 minutos para absorber un litro de agua y en la parcela no quemada (testigo) el suelo tardó 1.32 segundos para absorber el mismo volumen de agua.  Esto muestra el grave efecto de compactación e impermeabilización del suelo que ocasiona el fuego.

   

En la actualidad se establecieron 6 parcelas en diferentes puntos de las 251 hectáreas afectadas por el incendio forestal, en los próximos 3 meses se deben realizar visitas de seguimiento y monitoreo para verificar el comportamiento de estas parcelas y determinar, con evidencia clara, si el territorio se puede recuperar por si sólo o si hay que implementar acciones de restauración ambiental.

      

Equipo de profesionales pertenecientes al convenio 173 UPB-AMVA, contratistas de AMVA, y profesionales de SIATA, secretaria de medio ambiente municipal y Cuerpo de Bomberos Voluntarios Bello

Proyectó:

Lida Janeth Gonzalez Rojas y el equipo de profesionales de la Universidad Pontificia Bolivariana del componente de Bomberos y protocolos del convenio 173 de 2017 con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá